La ¿nueva? edición semántica

Desde que existe el texto existen los copistas y, por tanto, las marcas para indicar a un futuro lector —o copista— cómo interpretar el texto, dónde hacer las pausas, cómo entenderlo. Una primera estandarización informal de las marcas en el texto se produjo con la invención por parte de Gutenberg de la imprenta de tipos móviles. Los copistas y tipógrafos de toda Europa manejaban conjuntos de marcas más o menos coincidentes que les ayudaban a componer el texto. Los manuscritos de autor incluían instrucciones que indicaban el tipo de letra, el estilo y el tamaño con que debía ser representado el texto, etc.

A estas indicaciones se las llamaba marcas y existía un buen número de ellas conocidas y manejadas informalmente por los tipógrafos. Con la introducción de los ordenadores, los informáticos tomaron prestada de los editores la idea de desarrollar un lenguaje de marcado que les ayudara a estructurar correctamente la documentación que manejaban.

Fue William W. Tunnicliffe el primero que pensó en separar adecuadamente la estructura de un texto de su presentación, para evitar equívocos. Tunnicliffe encendió la mecha del marcado semántico durante una presentación ante el departamento de publicaciones del Gobierno de Canadá en 1967. Ingeniero especializado en física aplicada por la universidad de Harvard, él era por aquel entonces presidente del Comité de Composición de la Asociación de Artes Gráficas. El título de su intervención era The separation of information content of documents from their format o, lo que es lo mismo, La separación en los documentos entre el contenido de una información y su formato.

Charles Goldfarb, conocido como «padre» del SGML y por tanto abuelo de HTML, lo explica así en un apéndice de su manual de SGML The SGML Handbook.

Historically, electronic manuscripts contained control codes or macros that caused the document to be formatted in a particular way (“specific coding”).In contrast, generic coding, which began in the late 1960s, uses descriptive tags (for example, “heading”, rather than “format-17). Many credit the start of the generic coding movement to a presentation made by William Tunnicliffe, chairman of the Graphic Communications Association (GCA) Composition Committee, during a meeting at the Canadian Government Printing Office in September 1967: his topic — the separation of information content of documents from their format.

La primera persona que expresó la necesidad de estandarizar adecuadamente el marcado de los textos de acuerdo a su función y no a elecciones particulares de presentación fue un grafista que se había formado como ingeniero. Hoy el camino que tienen que recorrer muchos en el sector de la edición es justamente el contrario: pasar de lo que suele entenderse como «ciencias» a lo que suele denominarse «letras». Tal distinción tiene una importancia anecdótica; afortunadamente, la tarea intelectual de editar un texto no depende tanto de la herramienta utilizada o del soporte en el que se muestra como de lo que se pretende transmitir con ese texto.

Hace ya siglos que en el mundo editorial se es consciente de que es necesario marcar adecuadamente los originales para después editarlos correctamente. Hace décadas que se desarrollaron métodos para separar las marcas semánticas o estructurales de las meramente presentacionales. La edición digital no es nueva ni exclusiva de tecnólogos. Es una forma de leer y entender los textos.

No comments yet.

Deja un comentario